Buscar este blog

miércoles, abril 21, 2010

Los escudos de Isa y Fran y la demencia social


Si este águila estuviese en Cáceres, ya estaría muerta. No es que Chuck Norris viva en Cáceres, es que varios avispados cargos del PSOE extremeño decidieron recientemente que un águila de Isabel la Católica colocada durante alguno de los 40 años de dictadura de Franco, debía ser eliminada, por franquista. No, no se trata de ningún error de transcripción de la noticia, estos ignorantes con poder de decisión, fueron incapaces de identificar correctamente un escudo franquista del siglo XX de un escudo de los monarcas del siglo XV y decidieron usar dinero público y una ley vigente de memoria histórica (un eufemismo político para renovar los callejeros y arañar unos votos) para eliminarlo. En Toledo también aplicamos la ley, pero sabemos reconocer los elementos a los que esta se refiere y ello nos permite aplicarla con rigor, no a la buena de dios como estos individuos.

Para los despistados, ya tengan poder de decisión en estos temas y dinero público al alcance o no, hay una regla muy sencilla para diferenciar un escudo de los reyes católicos de uno realizado durante la guerra civil o la dictadura por el bando nacional, independientemente de la versión o licencias del mismo y cuya difusión es el motivo de este post (aunque hay otras esta me parece la más clara).
El método, adornado con algo de historia, es el siguiente:
Durante el reinado de Isabel la católica allá por los siglos XV-XVI, la corona española abarcaba el reino de las Dos Sicilias, cuyo emblema se representaban con líneas rojas y amarillas verticales (Aragón) y un par de águilas (Dos Sicilias) como las de la imagen siguiente (los círculos verdes son míos):



Durante la guerra civil española del siglo XX (no olvidemos que hemos tenido unas cuantas antes) y la dictadura franquista, Sicilia era parte de Italia, por lo que no tenía ningún sentido en un emblema nacional y por tanto se reemplazó el apartado de las Dos Sicilias por las cadenas de Navarra (que sí eran y siguen siendo territorio español). El escudo quedó por tanto de la siguiente manera:



Así que si en algún momento nos encontramos un escudo dentro de un águila de San Juan, no seamos tan cutres de pensar automáticamente en Franco y comprobemos primero si en el rectángulo de la esquina superior derecha del mismo, están las águilas de las dos Sicilias y las líneas de Aragón (reyes católicos, siglo XV) o por el contrario encontramos unas cadenas (franquista a la vista).

En cuanto a Extremadura, me temo que han tirado el dinero y se han quedado sin una buena reproducción de un símbolo de la historia medieval de España. Espero que no les dé por empezar a corregir decoración romana por un casual, de la que por cierto también tenemos en Toledo, o por empezar a eliminar cualquier cadena de Navarra de los años 40 a 70.

Imágenes obtenidas de la Wikipedia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hombre, teniendo en cuenta que la mitad del consejo de ministros actual a duras peras tiene el bachillerato (y se supone que estos son los listo)... Si ya nos metemos en el CV de los concejales, apaga y vámonos.

Laura dijo...

jajajaja me ha encantado tu entrada

Jose Angel Bolaño dijo...

Gracias Laura, aunque es una lástima tener políticos tan fanatizados e ignorantes.

Anónimo dijo...

100% de acuerdo, dado a su incultura deberían callarse y dedicarse a su trabajo y no a remover el pasado, del cual no deberíamos arrepentirnos.